»
Inicio > Memoria Viva... > Tiempos del Ferrocarril

Tiempos del Ferrocarril

Por espacio de 57 años Cartagena de Indias se conectó con el interior de país a través del ferrocarril.

La línea férrea comprendía el tramo Muelle la Machina (hoy Base Naval) en Cartagena hasta el municipio de Calamar, donde el intercambio de mercancías y productos agrarios seguían para el interior del país y viceversa a través del Río Magdalena.

La nula navegación por el Canal del Dique, permitió que por iniciativa del ex presidente Rafael Núñez en 1889 se comenzara a construir esta línea férrea que se puso en funcionamiento 1894. Cinco años tardó la obra haciéndose realidad, con estaciones en los municipios de Turbaco y Arjona, por donde transitaba el tren hasta llegar a Calamar.

En los años 30 y 40 el transporte terrestre en camiones comenzó a tener una mejor dinámica que el férreo; coyunturas como el terminal marítimo de Barranquilla en Bocas de Cenizas que se conectaba directamente por el Río Magdalena con el interior del país, estaba haciendo un buen intercambio comercial; al tiempo que la navegabilidad por el Canal del Dique comenzó a superarse, y por ende, a dar otras oportunidades económicas al transporte fluvial y marítimo por el muelle de la Bodeguita de Cartagena. Situaciones que colocaron en desventaja al transporte férreo hasta reducirlo a su desaparición en 1951.

Edificio de la Estación de la Matuna del Tren. Foto de Jaro Pitro.
Edificio Caja de Ahorro Banco Popular que reemplazó la Estación de la Matuna del Tren, que arquitectónicamente conservó la memoria de los días de ferrocarril hasta los años 70 del SXX. Foto de Jaro Pitro.

Las últimas evidencias de aquellos Tiempos del Ferrocarril se pudieron observar en los años 70 del SXX con el Edificio de la Caja de Ahorro del Banco Popular, construido en los años 50, al poco tiempo de haber desaparecido el tren, pues esa edificación conservaba la arquitectura de lo que fue la estación principal en la Matuna, que finalmente fue demolida en la década de los 70 para darle paso a lo que es hoy el edificio Banco Popular.

El edificio de la estación del tren en la Matuna, eran uno de los principales lugares donde se compraba los mejores bollos de mazorca, queso campesino, morcillas y muchos otros productos propios de la economía rural de Arjona y Turbaco, tradición que muy pocas personas sostuvieron hasta hace menos de dos años en inmediaciones al edificio Banco Popular, pues la reconversión económica de la recuperación del espacio público en el sitio los extinguió para siempre.

Podríamos decir que la última actividad económica que quedaba de los Tiempos del Ferrocarril fue barrada por quienes hoy tienen otra visión de ciudad.

Y otra reflexión que nos deja la obra del ferrocarril del SXIX, es que en un lapso de cinco años se construyó la línea ferra atravesándose por lo menos unos 60 mil metros, pues hoy, entre Cartagena y Calamar terrestremente hay 67 kilómetros.

Si contrastamos con las obras de Transcaribe, que no llegan a los 10 kilómetros desde el portal que se construye en el barrio Villa Rosita hasta Bocagrande, caemos en la cuenta que tan deficiente se es ahora con las obras civiles del Estado, pues ya se cumplen 10 años de construcción y todavía el sistema de transporte masivo en Cartagena de Indias es un sueño.

Leer otras referencias de los Tiempos del Ferrocarril en los siguientes enlaces: Ferrocarriles - Banco de la República y Cartagena tuvo tren.

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

2 thoughts on “Tiempos del Ferrocarril

  1. La foto que publican como «Edificio de la Estación de la Matuna del Tren» en realidad es el primer edificio del Banco Popular en la década del 50. En la parte superior del edificio se puede leer «Caja de Ahorros del Banco Popular».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top