»
Inicio > Armonía Ambiental > Taxi con GNV sin restricciones

Taxi con GNV sin restricciones

Una de las medidas para incentivar el uso de tecnologías limpias en la ciudad y el país es sin duda alguna la eliminación del pico y placa para los vehículos tipo taxi dedicados y convertidos a Gas Natural Vehicular (GNV), esta fue una de las conclusiones que surgieron en el tercer Congreso Nacional de la Industria del Taxi en el marco de los 90 años del taxi en Colombia.

El congreso que se lleva a cabo en la ciudad de Cartagena los días 14, 15 y 16 contó con la presencia de la Ministra de Trasporte, Ángela María Orozco Gómez.

“En Cartagena circulan alrededor de 5.000 taxis y solo 1,000 circulan con gas natural vehicular, un combustible amigable con el medio ambiente al no emitir material particulado, causante de más de 15,000 muertes en Colombia”, expresó Santiago Mejía Medina, Gerente General de Surtigas, por ello promovemos la medida de eliminación del pico y placa para los vehículos que funcionan a gas natural vehicular”.  “Ya es hora de que demos el paso como lo han hecho Medellín y recientemente Bogotá”, enfatizó el directivo.

“Todos, la academia, el estado, los gremios debemos unirnos para lograr que los cartageneros respiremos un aire mejor, esta es una necesidad, una tendencia mundial y debemos ir en la misma dirección, ratificó Mejía Medina.

El uso del GNV permite reducir en más del 90% las emisiones de material particulado y en 30% las emisiones de gases de efecto invernadero con relación a los combustibles líquidos.  Estos beneficios ambientales deben ser reconocidos en los lineamientos de política pública a través de medidas como la eliminación de las restricciones de circulación para aquellos vehículos que decidan contribuir con la calidad del aire de nuestra ciudad.

El GNV no solo ofrece beneficios ambientales, sino que consistentemente ha garantizado importantes niveles de ahorro a sus usuarios. Actualmente, un taxi que recorre 200Km al día recibe un ahorro aproximado de $450,000 mensuales con el uso del GNV con relación al gasto que debería asumir con el uso de gasolina.

Por otro lado, las posibilidades de acceder a la conversión de vehículos a GNV se ha enriquecido ampliamente en los últimos años no solo con la vinculación de más de 16 reconocidas marcas de vehículos que conservan la garantía de fábrica luego de la instalación del sistema a gas, sino con la oferta de vehículos dedicados que operan exclusivamente con gas natural por parte de 2 de ellas.

BENEFICIOS QUE OFRECE LA INDUSTRIA DEL GAS NATURAL PARA SU USO VEHICULAR

Los representantes de las principales distribuidoras de gas natural en el país, resaltaron los diferentes programas que implementa la industria para promover el uso de este combustible limpio en el segmento de taxis.

Gracias a los incentivos y descuentos que otorgan las distribuidoras como Surtigas y otros agentes de la cadena del gas natural para los vehículos tipo taxi, el costo de la conversión puede recuperarse en no menos de dos meses con el ahorro que se obtiene por el uso de GNV.

Y, si el desembolso inicial representa un problema para el usuario, no solo existe la opción de acceder a una financiación con recaudo en la factura domiciliaria de gas natural, sino que algunos operadores de estaciones de servicio ofrecen la opción de suplirlo con consumo de gas en sus puntos de venta.

El respaldo técnico para los vehículos a GNV es bastante amplio.  A través de su programa “puesta a punto”, Surtigas no solo despliega un completo programa de capacitación a los técnicos en los talleres de conversión y administradores de flota, sino que ofrece servicios de scanner, calibración y otros de mantenimiento con mano de obra gratuita a sus principales clientes, los taxis. De esta manera contribuimos con la creación de una cultura de mantenimiento preventivo en las exigentes rutinas de operación a las que se deben someter los vehículos de servicio público.

COMPROMISO CON EL MEDIO AMBIENTE

De acuerdo con el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero de 2017, el sector transporte en Colombia genera más de 20 millones de toneladas de CO2 (equivalentes), 11% del total nacional, el segundo impacto más importante después del relacionado con los cambios en el uso del suelo (deforestación de la Amazonía y la Orinoquía principalmente – IDEAM 2017).

Si sigue la tendencia actual, Colombia podría incrementar sus emisiones totales en 50% al 2030, 335 millones de toneladas de CO2 equivalentes, de acuerdo con las proyecciones del Acuerdo de París (COP21).  El compromiso que hizo Colombia con COP21 y la OCDE en esta materia fue el de reducir sus emisiones en un 20% con relación a las proyectadas a 2030, es decir, en 67 millones de toneladas de CO2 equivalentes. El impacto del sector transporte dentro de ese compromiso es del 32%.

Colombia cuenta con un aliado importante en este esfuerzo, gracias a la industria del Gas Natural Vehicular (GNV).   Con la reducción de más de un 90% el material particulado se realiza un importante aporte económico al país, teniendo en cuenta que las consecuentes enfermedades respiratorias que le cuestan al país $12.2 billones de pesos al año según del Departamento Nacional de Planeación.

La industria del GNV, que lleva más de 30 años de historia al servicio del transporte público ofreciendo una alternativa económica y ambientalmente amigable, demuestra su solidez con la consolidada infraestructura de talleres y estaciones de servicio a nivel nacional: Más de 200 mil vehículos en circulación, 150 talleres y 750 Estaciones de Servicio.  Anualmente, cerca de 25,000 nuevos vehículos deciden sumarse a los beneficios que ofrece el GNV en Colombia, así, el país se ubica hoy en la octava posición en el ranking de su uso a nivel mundial.

MÁS DEL 40% DE AHORRO EN DINERO POR CADA TANQUEADA CON RELACIÓN A LA GASOLINA

Los usuarios de automotores livianos a gas natural vehicular pueden ahorrarse más del 40% del valor del combustible por tanqueada, esto gracias a que el GNV es más económico que la gasolina.

Este ahorro es garantizado y sostenido; con relación a la gasolina, el ahorro promedio para los usuarios de GNV entre los años 2014 y 2017 ha sido superior al 35% y entre los años 2018 y 2019 ha sido superior al 43%, con relación al Diesel se registra una situación similar a la de la gasolina, con un ahorro promedio del 33%, entre los años 2014 y 2019.

Fuente: Comunicaciones Surtigas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top