»
Inicio > Apuntes y apuntes > Pa, pa, pa, pa, pa, pa, Paz… | Rodrigo Ramírez Pérez

Pa, pa, pa, pa, pa, pa, Paz… | Rodrigo Ramírez Pérez

Rodrigo Ramírez, director de contenidos.
Rodrigo Ramírez, director de contenidos.

La onomatopeya de los sonidos de la guerra, posiblemente estén lejos de asemejarse a la cadena de sílabas pa con que titulamos esta reflexión, pero sí podríamos asegurar que es la tartamudez del deseo de aquellos colombianos víctimas del conflicto armado.

Resulta absurdo ver a una fila de mamertos (tontos que se suman a causas políticas que ni siquiera entienden), que jamás han puesto los muertos en una guerra de más de 50 años, y se muestran en contra de los procesos que se aproximan a un diálogo sensato que pretenden pactar la paz con una parte de los actores armados ilegales en Colombia, que lastimosamente tienen estatus de beligerantes.

Uno trata de entender esas posturas, pero se da cuenta que son sueltos argumentos, equivalentes a cajas de resonancias o un comité de aplausos para quienes con investidura política se oponen a un proceso de desmovilización acordado. Para ellos, es más significativo que la guerrilla se rinda, y así, alzar el trofeo de vencedores, pues en su conciencia de odio, dialogar y pactar es ceder. Ante esto, una paz negociada es un enemigo grande a sus intereses políticos y económicos.

Entonces salen a la escena distorsiones de la realidad política, social y económica del país. Es un plan de saboteo para confundir, da lástima observar tanta estupidez poniendo pecho y alzando banderines en manifestaciones públicas, como si deslegitimar vagamente la paz de Colombia fuera una gran apuesta.

En buena hora, la Corte Constitucional dio vía libre al plebiscito que refrenda en la voluntad de la gente los acuerdos de La Habana entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Farc. Esta consulta es una legítima y valiosa herramienta democrática, para que lo pactado sea serio y se cumpla entre las partes.

Creo que más de cinco millones de colombianos vamos con la camiseta de la paz, a ondear los banderines en las calles y plaza pública, porque tenemos por decisión democrática hacer un acto trascendental por nuestra amada Colombia, sin cantos de sirenas, simplemente somos colombianos convencidos que nos cansamos de sostener una guerra insostenible. Pa, pa, pa, pa, pa, Paz…

Rodrigo Ramírez Pérez, director@vamosaandar.com

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top