»
Inicio > Empresariales > Movilidad sostenible en el Caribe

Movilidad sostenible en el Caribe

La movilidad del transporte público con el uso del Gas Natural Vehicular vuelve a ser protagonista en el Congreso Colombiano y Conferencia Internacional de Calidad de Aire y Salud Pública que inició ayer en Barranquilla.

El Gas Natural Vehicular se ha convertido en una alternativa para la movilidad sostenible, y su uso en el transporte masivo de pasajeros y de carga representa reducción de emisiones contaminantes y 25% de ahorro en costos de operación frente a la gasolina y el Diesel. Este tema fue planteado por representantes del sector gas, gobierno local y del transporte público masivo nacional, que participaron en el panel “La Calidad del Aire en las principales ciudades y regiones del país: Experiencias, retos y oportunidades al implementar tecnologías dedicadas a gas natural en los sistemas de transporte público.”, dentro del CASAP el cual fue organizado por la Universidad del Norte, Patrocinado por Gases del Caribe, Promigas y Surtigas.

Recientes estudios del Instituto Nacional de Salud (INS) revelan que, en Colombia, la contaminación atmosférica es uno de los factores de mayor preocupación por los impactos generados, no solo en el ambiente sino en la salud de las personas. Indica que 15.600 muertes están asociadas a mala calidad del aire y a la exposición de combustibles pesados, siendo casi 9 mil atribuibles a enfermedades respiratorias por material particulado producido por vehículos Diesel y gasolina, constituyéndose la movilidad en uno de los principales factores de riesgo ambiental que inciden en la salud pública.

Según otro estudio realizado por el Departamento Nacional de Planeación, publicado en 2017, los costos en la salud asociados a la contaminación del aire urbano ascienden a los 12,3 billones de pesos (por morbilidad y mortalidad), lo que representa cerca del 1,5 % del PIB.

El uso de buses a gas natural reduce en un 100% las emisiones de material particulado (PM2.5) y los óxidos de azufre, en comparación con un vehículo diésel (tecnología Euro V). Estas son los contaminantes que más afectan la calidad del aire de las ciudades.  También el gas natural representa reducciones de alrededor del 30% en las emisiones de gases de efecto invernadero como el CO2, lo cual contribuye a las metas de reducción de gases del Acuerdo de París COP 21.

El primer paso del caribe se dio en Cartagena con los buses del sistema de transporte Transcaribe y ahora en Barranquilla: 40 buses tipo padrón con tecnología a gas natural iniciarán a rodar por las calles de la ciudad y su Área Metropolitana. Lo anterior como resultado del Memorando de Entendimiento, firmado por el Distrito de Barranquilla, el Área Metropolitana de Barranquilla, la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial Distrital, Transmetro, Opecaribe y Operador UNO, en el que  se han propuesto modernizar el sistema de transporte público colectivo, vinculando vehículos dedicados a gas natural con tecnología Euro VI, que empezarán a operar a más tardar en junio de 2019, aprovechando la solidez de proveedores que han tenido experiencias exitosas en decenas de países en el mundo.

“Hoy la capital del Atlántico es ejemplo de liderazgo no solo en la región Caribe sino en todo el país y puede ser ejemplo de movilidad sostenible, si logra que la renovación de flota en todo el Área Metropolitana de Barranquilla se realice con tecnologías limpias como el gas natural que ayude a mejorar la calidad del aire y no afecte sus costos”, indicó Orlando Cabrales, presidente de NATURGAS.

Está tecnología está completamente probada a nivel mundial. Así lo demuestran casos como el de Corea, con más de 30.000 buses; EEUU, con más de 20.000 buses; India, con más de 11.000 vehículos; China, con más de 10.000; España, con más de 1.000; y Perú, con 600 buses de diferentes tipologías.

“Las ciudades de la costa caribe tienen una enorme oportunidad de exigir tecnologías limpias en la renovación del parque automotor de sus sistemas de transporte publico colectivo y masivo, para que se adquiera una flota con tecnologías limpias, así como sacar de circulación los buses obsoletos que generan altas emisiones contaminantes.”, indicó Santiago Mejía, gerente general de Surtigas, quien asistió en representación de las distribuidoras de gas.

Ciudades como Medellín, Cartagena, Manizales, Palmira, y recientemente Bogotá, también decidieron renovar su flota de buses e incentivar el cambio tecnológico privilegiando el uso del gas natural. Este año se completarán 1.350 buses con gas rodando por todo el país, incluyendo 741 que llegaron a Transmilenio y 22 nuevos que recién anunciaron para Cali.

Fuente: Comunicaciones Surtigas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top