»
Inicio > Armonía Ambiental > Lo natural, siempre mejor…

Lo natural, siempre mejor…

Una creciente demanda comenzó a ofertar el turismo de conservación en Cartagena de Indias, y es la zona insular la que se potencia y lidera este nuevo modelo económico que cambia el estilo de vida de muchos nativos.

En Isla Grande, una de las 28 islas del archipiélago Corales del Rosario (Islas del Rosario) ya son 12 ecohoteles y un sin número de negocios como tiendas artesanales, restaurantes rurales y otras dinámicas que asumen la responsabilidad del turismo de conservación. Lo mejor, es que estas actividades económicas son lideradas por los nativos.

Hace menos de 10 años cimentó el ecohotel las Palmeras este modelo de negocios. Se inició con una cabaña modesta, tradicional, con lo básico y sin elementos suntuarios para atender a extranjeros y colombianos que los motivaba estar en contacto con lo natural y la gente nativa, nada de rumba ni lo que implica ese modelo de turismo.

Una vista marina desde el Ecohotel La Cocotera, Isla Grande.

Lo que pareció una locura o una utopía, hoy es una creciente demanda por el turismo de conservación, ahora, además de ecohoteles, existen restaurantes de nativos que ofrecen sus servicios bajo frondosos árboles con mesas muy artesanales y la comida tradicional de la isla.

También es un atractivo turístico la vida rural, la cultura y tradiciones de los isleños que se conjugan con los encantos naturales y propios del archipiélago. Todo ello, ahora son la motivación para que más turistas, sobre todo extranjeros, lleguen a Cartagena de Indias a diversificar la oferta turística de la ciudad.

Sabemos que la Heroica tiene el patrimonio arquitectónico colonial y republicano conservado más grande América, y el referente de una zona costera e insular para disfrutar de sus encantos náuticos y coralinos.

Mundialmente, el turismo ecológico se empareja con la vida rural de muchos pueblos asentados en esos encantos naturales, ello, permite que la gente con su cultura y artesanías sean el patrimonio inmaterial, lo que constituye el turismo de conservación, porque se preserva lo natural y lo cultural de los nativos. Tal es el caso de los isleños de Orica, nombre del pueblo asentado en Isla Grande. Hoy, esa comunidad entiende que ellos, también, son un atractivo para ofertar un turismo distinto al que prestan los empresarios tradicionales que por décadas han explotado las Islas del Rosario.

Catamarán Las Perlas atracado en la Bahía de las Ánimas o muelle de la Bodeguita.

Empresas turísticas, como Luxury Trip con su catamarán Las Perlas afianza estrategias de servicios con los nativos, propietarios de los ecohoteles y demás actividades afines en Isla Grande, de esta forma se fortalece el turismo de conservación. La idea es ofertar lo mejor en la industria sin chimenea desde el transporte como otro atractivo del paquete, se trata que el turista se sienta satisfecho en todos los sentidos.

Los tours son de miércoles a lunes, desde las nueve de la mañana, saliendo del muelle de la bodeguita y retornando a las cuatro de la tarde. Los turistas pueden escoger pasadías o estadías en los ecohoteles de Isla Grande.

También, el catamarán Las Perlas de jueves a domingo y festivos oferta a visitantes y propios de la ciudad paseos vespertinos y nocturnos por la bahía de Cartagena.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top