»
Inicio > Columnistas > Juan V Gutiérrez | Aguinaldo para niño cartagenero

Juan V Gutiérrez | Aguinaldo para niño cartagenero

Juan Vicente Guitérrez Magallanes, colaborador.
Juan Vicente Guitérrez Magallanes, colaborador.

Aguinaldo para un niño cartagenero

Para estas Navidades, quiero enviar una cartica, donde le pido a Dios, todo lo bueno que deseo para mi ciudad.

Felicidad para todos y  Seguridad para seguir viviendo.

Como buen cartagenero, le pediré al Niño Dios, regalos que me hagan más placentera la vida en esta Urbe de Crustáceos y recordadas Estrellas marinas.

En la noche del 24, espero recibir: Un Trompo, de los que elaboran en el barrio de El Espinal, para bailarlo en la Loma de Marbella y pedirle al alcalde que lo  coja con la uña del dedo gordo del pie, donde tiene el pondo producido por golpearse siempre con la misma piedra; una Matraca para sonarla hasta el cansancio, recordándole la seguridad de la ciudad; una dulzaina, donde pueda sacar notas cantarinas de la Champeta que Mister John, ha  escrito con respecto a la Placa de agradecimiento a Vernon: una  Chivita de madera, que le haga competencia a los articulados de paradas anticipadas de Transcaribe; Un piamigo, para poner los sobres de Analgésicos, que he utilizado para combatir la Chikungunya; un Botecito o Lanchita, que me sirva para circular por las calles de Cartagena, ya que están inundadas por no escuchar las buenas razones de  la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar;  Mil Camioncitos plásticos recolectores de basuras,  para recorrer las calles de  la ciudad y mantenerla limpia; Una Corneta para sonarla en la  Popa, a donde todas las mañanas el alcalde invitará a los ciudadano a querer la ciudad, así como “él la quiere”;  una Manilla de Lona y una bola tesa, forrada con esparadrapo, para practicar beisbol en los terrenos , que van a quedar libre , cuando la Base Naval, se traslade a Tierra Bomba; varias  Bolitas de Cristal, para jugar al “Cabe” en el desecho Parque del Espíritu del Manglar de Chambacú, Un Par de Patines, para practicar en la Cancha destruida del Parque Centenario, de donde salieron grandes campeones; una Pelota de hilo, para elevar el barrilete, que me regaló Obama, sobre la Loma de Marbella.

Como final alegre, el día 25 de diciembre, pasearé en mi Botecito de papel por las aguas verdosas del Caño de Juan Angola, sin interrupción de ninguna índole, hasta llegar a  la Ciénaga de la Virgen, para mirar el alumbrado navideño de la Perimetral.

Juan V Gutiérrez Magallanes, juanvgutierrezm@yahoo.es

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top