»
Inicio > Memoria Viva... > Caño Juan Angola

Caño Juan Angola

A la derecha el extenso cause del  Caño de Juan Angola, su orilla izquierda tocaba los senderos de los terrenos que hoy ocupan el Parque Apolo (éste se construye en el 1994, para el Centenario de la muerte de Rafael Núñez).

Este cuerpo de agua era un nicho ecológico de la variedad piscícola  más  importantes de los  ecosistemas internos de la ciudad, donde era fácil encontrar: chinos, jureles, sábalos, robalos, mojarras, lebranches, meros  y hasta tortugas, como una vez en mi infancia vi  pescar un mero en el antiguo Puente de Madera de Chambacú.

“Los últimos camarones  fueron extraídos por Pablo, hace aproximadamente unos quince años”. Porque también era fácil  sacar camarones  y jaibas  de aquellas aguas, dónde el “verdín”, las algas,  eran abundante, lo cual  era una muestra de la vida que allí se mantenía.

Sus aguas eran la despensa proteínica de los barrios cercanos al recorrido de esta arteria acuícola, de su cieno se extraía caracolejo que servía para darle firmeza a los terrenos pantanosos de la Isla Elba.

Laguna de El Cabrero, foto cortesía de Alfredo Pineda.
Laguna de El Cabrero, donde vierte y recibe en contra flujo sus aguas el Caño Juan Angola, foto cortesía de Alfredo Pineda.

Esta Laguna, también llamada del “Cabrero y Chambacú”, jamás tuvo la abrupta contención del mangle, que hoy se torna amenazante, por el no mantenimiento de éste, era abierta, dejando que  la vista contemplara el paisaje  que brindan alcatraces, gaviotas y “patos buzos” en sus vuelos matutinos y vespertinos, era placentero  observar  la variedad de pescadores de atarraya en sus lances de grácil movimiento, sobre las aguas de esta despensa  natural, que sólo brindaba beneficios a una extensa población de Cartagena.

Llegaron los invasores de cuello blanco y marquesinas con  moles similares a la fantasía de Miami e iniciaron un burdo relleno  con desecho de toda clase de materiales, todo ésto con el beneplácito de las autoridades, poco a poco se fue estrechado  el ancho de este Cuerpo de Agua y hoy se muestra como un lánguido hilo acuático que agoniza ante la mirada  de todos, nosotros los cartageneros.

El estado agónico de estas aguas se inicia desde el momento en que construyen puentes en el Anillo Vial, sin el debido espacio para el reflujo de las aguas, en el intercambio con  el Mar  Caribe, el vertimiento de todos los  desechos de la Zona Industrial. Pero a pesar de todo esto, lo que más ha incidido en este estado lamentable, han  sido las  invasiones  de  “cuello blanco”, que cada día  hacen más estrecho el Caño de Juan Angola.

Hoy el Caño de Juan Angola, es una tristeza, es el baldón más grande  que lleva sobre su cabeza el cartagenero. Por la desidia de los gobernantes, con cierta parte de los ciudadano, las aguas  se han secado,  las agujetas, los farolitos-medusas, los barbudos, los pipones, los guabinos, las anchovas, los chorlitos, las tangas, los macabíes, los jureles y demás peces marinos. ¡Ya no están! Ahora sobrenadan en este residuo de agua,  bolsas  y botellas plásticas, cajas de icopor y bostas fétidas que entorpecen el olor de las algarrobas.

Pero, hay esperanzas  en la recuperación del Caño, por la grandiosidad fecundante de la naturaleza y  por   la toma de conciencia del gobernante, como ser racional y funcional para el bien de la sociedad.

Juan V Gutiérrez Magallanes, juanvgutierrezm@yahoo.es

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

3 thoughts on “Caño Juan Angola

  1. Definitivamente este articulo es muy importante y anoto que hoy 22 enero del 2015, hay un canal que cruza el vetusto puente de Marbella que esta invadido y que ya pasan los invasores a pie. Esto me recuerda que donde están construyendo Edificioa en ese sector otrora habían mangles y el canal era amplio con abundancia marina y hasta era divertido ver los muchachos de la época lanzarse desde el puente; pero vaya a saber quienes del ambiente político empezaron a rellenar y apropiarse de estos cuerpos de agua. El tiempo lo dirá porque todos saben quienes fueron

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top