»
Inicio > Columnistas > Vías privatizadas en Cartagena

Vías privatizadas en Cartagena

Peajes en la ciudad permiten el alto costo de movilizarse por las vías de la Heroica.

Jhon Navarro Cassiani, colaborador.

El planteamiento de la alcaldía Mayor de Cartagena de realizar  la construcción de un nuevo peaje en la Isla de Barú, luego de dos años de un intento fallido de la radicación de una propuesta para establecer este sistema de control automotriz a la entrada de Bocagrande por parte del sector privado, hace evidente la intención de algunos sectores políticos-económicos de privatizar las algunas vías de la ciudad, sin importarles la afectación económica que esto signifique para los cartageneros. (Lea tambíen: Comunidad de Barú rechaza instalación y cobro de peaje).

Es que de consolidarse el proyecto, éste sería el quinto sistema de peajes instaurado en La Heroica, sumándose a los ya existentes en los sectores de Manga, el Corredor de Carga de Mamonal a la altura del Barrio Ceballos (India Catalina), en la Zona Industrial de Mamonal (La Heroica), en la Vía al Mar; además del ya liquidado Corralito de Piedras antes ubicado en cercanía del barrio Albornoz. Algo inexplicable para una ciudad con menos de un millón de habitantes.

Si bien, la construcción de estos peajes se realizarían mediante Alianzas Público-Privadas (APP), para reducir los gastos del Distrito en inversión vial y sostenimiento de las mismas. Sin embargo, con el pasar del tiempo  estos sistemas de impuestos suelen  convertirse en una fuente de riqueza para las empresas y empresarios adjudicatarios, que a su vez incrementa el costo de movilización para conductores que transitan por las rutas de la ciudad, como es el caso del eterno peaje de manga, administrado por la Concesión Vial de Cartagena S.A.S (CVC).

Un aparente error en el cálculo de las cifras

Para el día 16 marzo de 2016, René Osorio vocero y representante legal de (CVC), firma que administra la concesión de los peajes en la ciudad, afirmó ante la Comisión Primera del Concejo que el recaudo en el peaje de Manga entre los años 2012 – 2015, alcanzaban una cifra redondeada en los 100 mil millones de pesos.(Conozca la noticia original aquí).

Osorio detalló que la captación del dinero sería de $ 32.384 millones a través del sistema de recaudo manual, mientras que por el peaje electrónico (telepeaje) la cifra alcanzaría los $ 64.734 millones, para dar un promedio de $ 100 mil millones.

Pero, como un dato curioso, el 22 de marzo de ese mismo año, René Osorio mediante una misiva enviada al Periódico El Universal, rectificaría lo que según él serían las cifras reales del dinero recaudado en el peaje de Manga; aludiendo que había cometido un error en la información entregada en el Concejo Distrital. En la   carta indicaba que los recursos captados no alcanzaba los $100 mil millones, sino menos de la mitad de lo estimado. Afirmando que el monto recolectado fue de  $41.500 millones.

A continuación cito textualmente un aparte de la carta enviado por René Osorio a El Universal:

“Debo aclarar y precisar que en efecto la suma (se refiere a la cifra cercana a los $100 mil millones) sí fue recaudada por el concesionario (CVC), no obstante, aquella que es referenciada como peaje electrónico (telepeaje) no corresponde solo al Peaje de Bazurto (Manga), sino al recaudo consolidado de las vigencias 2012, 2013, 2014, y 2015, para todos los 5 peajes, que se encuentran instalados en la vía concesionada, como son los peajes Corralito de Piedra, La Heroica, India Catalina, Ceballos y Bazurto (que es el de Manga)”. (Lea aquí la rectificación completa de René Osorio).

Según el funcionario de la Concesión Vial de Cartagena S.AS (CVC) los recursos recaudados en el peaje de Manga a través del sistema electrónico fueron $9.116 millones, que sumando los $ 32.384 millones de forma manual, daría los $41.500 millones mencionados.

Vale la pena recordar que el origen del comisión o el debate desarrollado en el consejo, obedecida  a la preocupación de lo cabildantes en cuanto  a las problemáticas que sufrían en ese momento las comunidades residentes  en las zonas aledañas de la ubicación de dichos peajes, como resultados a las actividades desarrollados en ellos, frente a la poca responsabilidad social de la firma concesionaria (CVC) ante las necesidades de su entorno.

“Ya basta de pañitos de agua tibia; los peajes se han convertido en algo eterno, deberían volcarse a trabajar por lo social en la ciudad de Cartagena antes de estar acumulando grandes riquezas para unos pocos”, dijo Ronald Fortich entrevistado por El Universal.

¡Alerta Cartagena!

Es de preocupar la cantIdad de peajes instalados en la ciudad, además de las  diferentes propuestas  de la construcción de nuevos. Es posible que estemos presenciando sólo el inicio del desplazamiento de los cartageneros de algunas zonas específicas de esta capital, y  su  vez la privatización de la vías.

Jhon Manuel Navarro Cassiani, manuelnavarrocassiani@gmail.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top