»
Inicio > Apuntes y apuntes > Rodrigo Ramírez | La suerte está echada…

Rodrigo Ramírez | La suerte está echada…

Rodrigo Ramírez Pérez, director de contenidos GC.
Rodrigo Ramírez Pérez, director de contenidos GC.

Una vez más unos 361 mil ciudadanos y habitantes de Cartagena de Indias saldrán a elegir a las autoridades locales este domingo 25 de octubre. Ellos representan el 50% del censo electoral, mientras que los otros (el 50% que no vota) verán los toros desde la barrera. Es claro que a los abstencionistas les da lo mismo quien gane, consideran que la politiquería en la ciudad está sin remedio.

Seguramente ganarán quienes no representan la voluntad de las mayorías en Cartagena, pues unos 361 mil habitantes están desinteresados de la cosa política y meten en una misma bolsa a quienes tienen buenas propuestas y a los negociantes de la politiquería, esos que piensan que las elecciones se ganan con trampas, reforzando la nula credibilidad en las instituciones y afianzando la corrupción.

De una cosa estoy seguro: quien gane en la Alcaldía, en la Gobernación, en los concejos, en la Asamblea y las juntas administradoras locales (JAL), sabe que lo primero que tiene que hacer es recuperar el billete que se gastó en la época electoral. También está convencido de que debe, a como dé lugar cumplirles a sus financistas.

Todos llegan con las manos atadas y con la conciencia comprometida.  El paso inicial es recuperar lo suyo; y después, si queda, a lavar el discurso demagogo de campaña con el disfraz del mandato que le entrega el electorado, que en gran medida fue comprado, mientras que la gente incauta, que cree que vive en un país democrático, comienza a decepcionarse y a pensar que, en las próximas elecciones, lo mejor es quedarse viendo los toros desde la barrera.

En estos temas he aprendido lo necesario: para ser serio y coherente con mis principios, y con quienes me leen, debo hablar con la verdad, que he conocido luego de recibir en la frente el puño del vencido. Quiero decir, todavía estamos a años luz de transformar esta realidad politiquera que cada tres años, cíclicamente, se repite en los distintos cuerpos colegiados del sistema político de Colombia. Son dos años, de los cuatro de gobierno, que vivimos pensando en elecciones. Para el caso de Cartagena, la clase politiquera pone las reglas para que se elija con la intencionalidad de que se tumbe al alcalde y así estar siempre en estados interinos y elecciones atípicas.

Con honestidad, mi deber democrático es invitar a realizar esta reflexión para que se impida continuar llevando el puño del vencido en la frente y seguir con la abstención, pues en algún momento el abstencionista debe levantarse de su incertidumbre y decidirse a realizar el cambio.

Arbitrariamente, por citar un ejemplo, en Cartagena, quien gane las elecciones a Alcaldía obtendrá unos 130 a 150 mil votos. Quien llegue al Concejo, tendría una votación de entre 3  y 20 mil sufragios; y quien gane un escaño en la JAL, llegaría con 1 o 5 mil votos. Ninguno de ellos, representativamente, recoge el sentir de las más de un millón 100 mil personas que vivimos en la ciudad.

Pero como nuestro sistema político está hecho para los politiqueros, es legítimo que se ganen las elecciones con votaciones nada representativas; y, por ello, les es muy fácil a las mafias de todas las índoles permearse en los círculos de poder, para también mandar a su favor en el erario.

Es por ello que los niveles de pobreza y desigualdad cada vez son más gigantes y muy distantes de la equidad en Cartagena. Este domingo 25 de octubre esa realidad se podría cambiar. Pero no, lamentablemente tengo que decirlo, la suerte ya está echada. Estamos sin remedio.

Rodrigo Ramírez Pérez, director@vamosaandar.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 thoughts on “Rodrigo Ramírez | La suerte está echada…

  1. Hola Rodrigo, Soy una fiel lectora tuya y me tiene con mucha tristeza los manejos que se le dan a la ciudad. Cartagena una ciudad con tanto calor humano y es administrada con tanta frialdad……

  2. Estamos muy de acuerdo Rodrigo, el estado endèmico en que se encuentra sumida nuestra sociedad, no permite poder romper esa estructura que parecerìa que con el transcurrir del tiempo se vuelve mucho màs fuerte. Y la oportunidad para reversar esa situacion la tiene en sus manos el 50% que no vota.

Deja un comentario

Top