»
Inicio > Hechos Informativos > Narcos ponen en peligro la paz

Narcos ponen en peligro la paz

Un denominado Plan Pistola contra uniformados de la policía y generar pánico en la ciudadanía en general, a través de las redes sociales e incluso, se denuncian infiltraciones y financiación del narcotráfico en las protestas sociales que se dan en diferentes regiones del país, es la estrategia adoptada por los nuevos grupos de narcos en Colombia para frenar el accionar de las autoridades y desestabilizar el proceso de paz.

Cartagena de Indias, por su estratégica posición geográfica y ciudad portuaria, no ha sido ajena este flagelo del narcotráfico y sus calles han sido testigo de esta guerra, de las retaliaciones de los nuevos narcos; pues su objetivo es cobrar vidas por la pérdida de drogas y generar un ambiente de inseguridad tanto en las grandes ciudades como en el campo.

En lo que va corrido de este año, en Cartagena, se han realizado siete muertes violentas bajo la modalidad de sicariato contra personas vinculadas con esta actividad ilegal, se han registrado dos atentados con granadas a igual número de estaciones de policías en los barrios El Pozón y Olaya Herrera, ubicados en el sur oriente de la ciudad, lugar donde también fueron asesinados tres agentes de la policía nacional.

Las autoridades atribuyen estos casos al denominado clan del Golfo, que ha venido cambiando de nombre: “Los Urabeños y el Clan  Úsuga”, cuyos cabecillas son Roberto Vargas alias ‘Gavilán’ y Dairo Antonio Úsuga alias ‘Otoniel’, quienes se encuentran enfrentados como consecuencia de la desaparición de un cargamento de drogas.

Y no es para más, lo que va corrido de este año, en esta ciudad se han incautado cerca de seis toneladas de cocaína de propiedad de este Clan del Golfo. El último golpe de las autoridades fue este jueves 25 de mayo con la incautación de754 kilos de clorhidrato de cocaína, luego de una inspección en los patios de la Sociedad Portuaria de Cartagena.

La droga iba camuflada al interior de una mercancía de exportación a granel con destino a Guatemala, para luego llevarla a los Estados Unidos y Europa. La inspección se extendió por más de 12 horas en la que se revisaron una a una las 40 bolsas que contenían materia prima con diferentes aplicaciones comerciales para la industria automotriz, textiles, menaje, medicina y tuberías, donde se pudo establecer que está mercancía  estaba contaminada.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top