»
Inicio > Columnistas > Nicolás Contreras | Chiflados del terrorismo

Nicolás Contreras | Chiflados del terrorismo

Nicolás Contreras Hernández, colaborador.
Nicolás Contreras Hernández, colaborador.

El papel de los tres chiflados del terrorismo de estado en Venezuela

Algunos medios de (DES) información e (IN) comunicación marcadamente enemigos de cuanto gobierno soberano, que actúe con base en la justa distribución de la riqueza; o que no quiera ser una colonia de la banca narcotraficante especuladora del Cartel de Nueva York/Wall Street;  o de los vendedora de armas – dueños del poder en USA – como la cuerda de los difamadores profesionales propiedad de Prisa y Planeta, Rupert Murdoch o Carlos Slim -que acaba de comprar el mayor paquete accionario del New York Times- se refirieron a tres nefastos expresidentes de Colombia, Méjico y Chile, como los tres mosqueteros de los derechos humanos, que trabajaban por la liberación -del nunca preso político y sí, terrorista con mal de rabia racista y clasista – de Leopoldo López Mendoza, el monstruo de Ramo Verde.

¿Pero por qué escoger para este trabajo a unos señores que en sus mandatos fomentaron el terrorismo de estado,  adobado con narcotráfico,  paramilitarismo y desapariciones forzosas?: de hecho se trata de un papel churrigueresco más propio de los tres chiflados que de los tres mosqueteros, por el prontuario gubernativo personal de incompetencia presidencial de cada uno de ellos en su momento, a pesar del apoyo obsecuente de los medios de propaganda en cada país, posando de periodismo y periodistas.

Más aún: ¿Qué relación tienen estos hechos, con el montaje que estalló no por casualidad ayer 27 de enero de 2015, sobre un supuesto cartel de los soles, integrados por Fidel Castro, Hugo Chávez, su hijo junior;  y Diosdado Cabello,  el combativo presidente de la Asamblea Nacional de la Venezuela Bolivariana? ¿Qué relación tienen todos hechos con la confianza expresada por María Machado- alias la Panameña- cuando en febrero de 2013, daba por hecho el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro en ese entonces,  porque según ella, esta vez tenían una chequera más fuerte que la del régimen?

A mi juicio, el nudo de todo este meollo se encuentra en la confesión dada por María Machado,  la terrorista de ultraderecha y con mucha plata,  a un profesor y confesor personal,  pues fue con esos dólares – algunos de ellos interceptados por la inteligencia bolivariana – y girados desde Miami o Washington, a través de USAID, NED, IRI y otras franquicias que apoyan el terrorismo en Ucrania, Siria, Libia o allí donde la mafia golpista del Pentágono, durante varias décadas, han ido montando gobiernos títeres en cualquier lugar del mundo, donde haya narcotráfico, petróleo, gas, uranio, coltán y otros recursos energéticos, incluyendo las materias primas que algunas veces tecnócratas petulantes, llaman “commodities”.

De esa chequera que financia a la oposición venezolana desde el USA estado forajido y narcotraficante, salieron los dólares con los cuales se compró a un traidor, como el capitán de navío Leamsy Salazar, un agente de la CIA infiltrado en la guardia personal de Hugo Chávez y coordinador del esquema de seguridad de Robert Serra, el mismo que fue infiltrado por el paramilitar Leiva Padilla, alias El Colombia.

Seguir lectura en el siguiente enlace: El papel de los tres chiflados del terrorismo de estado en Venezuela.

Nicolás Contreras Hernández, makromokamboniko@gmail.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top