»
Inicio > Columnistas > José Mosquera | Resultados electorales

José Mosquera | Resultados electorales

José Eulícer Mosquera Rentería, colaborador.
José Eulícer Mosquera Rentería, colaborador.

Al fin la derecha tradicionalista volvió a conquistar la Alcaldía Mayor de Bogotá, después de 12 años de mandato de la oposición progresista, democrática y de izquierda, unida alrededor del POLO. Para ello la derecha una vez más logró confundir a una importante franja del pueblo bogotano, utilizando con perversidad sus grandes medios de desinformación y confusión, como CARACOL, RCN, NTC 24, Cable Noticias, y a la élite de periodistas aburguesados y comprados que tiene al frente de los mismos.

En su despliegue de perversidad dichos medios, todas las propuestas de grandes alcances sociales que puso a andar el Alcalde Gustavo Petro a favor de la gente pobre y trabajadora habitante de Bogotá, las presentaron como dañinas para la ciudad, al tiempo que magnificaban cualquier error, real o supuesto, del alcalde.

Y en general, la forma como presentaron las noticias relacionadas con las problemáticas de la ciudad durante todo este tiempo, en especial durante la pasada campaña electoral, tendía a mostrar como si estos problemas los hubiera creado el actual alcalde y los anteriores de la oposición progresistas y de la izquierda, cuando en realidad el alcalde ha puesto a andar programas y estrategias serias para superar todas estas graves problemáticas de la ciudad, acumuladas durante más de 200 años de administraciones de esa derecha oligárquica liberal-conservadora. Y en realidad, el Alcalde Petro estaba logrando avanzar seriamente en la superación de las mismas.

Como dice el autor de un artículo reciente en la Internet, para la derecha oligárquica Petro se convirtió en pésimo gobernante:

  • Porque acabó con sus corruptos carteles de la contratación, mediante los cuales desangraban las finanzas distritales y súper explotaban a la fuerza laboral habitante de la ciudad;
  • Porque garantizó alimentación básica a los niños pobres a objeto que no se continuaran muriendo de desnutrición y de física hambre:
  • Porque puso a andar programas que dignificaron las vidas a miles de familias y personas que vivían en la indigencia;
  • Porque le generó oportunidades laborales dignas a miles de personas y familias que han vivido del reciclaje, organizándolos en empresas asociativas o fortaleciendo las que ya tenían, y contratando con ellas parte fundamental del servicio de aseo de la ciudad, con lo cual a la vez contribuyó a que el Distrito Capital redujera los costos por este concepto en más de $500.000 millones al año, que antes se enmochilaban las empresas de los oligarcas de los carteles de la contratación;
  • Porque tapó más de 180.000 huecos que encontró en las calles de la ciudad, a bajo costo, contratando con nuevas empresas que no pertenecen a las élites tradicionales;
  • Porque estableció el suministro gratuito de un mínimo vital de agua para las familias más pobres;
  • Porque llevó a los barrios y casas de las familias más pobres los servicios médicos y de salud;
  • Porque garantizó la educación para todos los niños y jóvenes habitantes de Bogotá;
  • Porque le dio a las personas afrocolombianas e indígenas las oportunidades que los alcaldes oligarcas les negaron durante sus más de 200 años de administración;
  • Porque estableció cómodos, saludables y dignos albergues para los niños hijos de madres solteras y trabajadoras, inclusive con servicio nocturno; y
  • Porque al fin dejó listo para ejecutar, incluyendo los recursos financieros, el proyecto de la construcción del Tren Metropolitano que tanto viene necesitando la ciudad, y que las administraciones de la derecha oligárquica se negaron a impulsar porque ha sido la dueña de las empresas de buses y taxis del transporte urbano de la ciudad.

Es decir que, lo que ha estado construyendo la oposición y la izquierda democráticas es un modelo de ciudad moderna, de justicia social, ambientalmente sostenible y que priorice la convivencia pacífica con dignidad, por encima del capital y de los privilegios oligárquicos. Por ello, esas oligarquías tradicionales atacaron a Petro con odio y saña, y el Alcalde electo anuncia que interrumpirá la construcción de este tipo de ciudad, por lo cual las masas pobres y trabajadoras de Bogotá deben prepararse para defender sus logros.

Seguir lectura en el siguiente enlace: Azabache, noviembre 2015.

José Eulícer Mosquera Rentería, jlicher001@yahoo.es

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top