»
Inicio > Columnistas > Efraín Peñate | Gametos de Lot

Efraín Peñate | Gametos de Lot

Efraín Humberto Peñate Rodríguez, colaborador.
Efraín Humberto Peñate Rodríguez, colaborador.

Acogiéndonos a lo que dice el Génesis en su artículo 19,   Lot podría haber sido el primer donante –involuntario–  de  semen con cuyos espermatozoides  provino la descendencia humana después de la destrucción de Sodoma y Gomorra, en cuanto fue embriagado una noche con vino  por su propia hija mayor, llevándolo al adormecimiento de la conciencia, para acostarse con él y procrear el hijo que fue llamado MOAB, primer eslabón de los MOABITAS. La noche siguiente el procedimiento fue repetido por su hija menor  y procrearon al hijo llamado  BEN-AMI,  de quien descendieron luego los  AMONITAS.

Las copulaciones acontecieron en la cueva adonde Lot y sus dos hijas doncellas fueron  a  refugiarse en cuanto abandonaron también  la pequeña  población de Zoar, que fue  estadía temporal desde su huída de Sodoma y Gomorra.  Este pasaje bíblico ha sido interpretado de diversas formas a través de lienzos artísticos como el del pintor francés Simón Vouet que circula en toda Europa.

ESPERMATOZOIDES y OVULOS, que al juntarse, conforman un Embrión,  génesis celular del ser humano, son hoy por hoy “visibles” mediante  los procedimientos microscópicos de que disponen  los  científicos, para ser utilizados por parejas que urgen un método para garantizar hijos, esquivando riesgos que la modernidad de la ciencia  en sus procedimientos “in vitro” ha “gambeteado” en procura  de que una pareja  cumpla el deseo de tener un hijo, si es que enfrentan impedimento de diverso tipo para obtener resultado favorable inmediato, como el procedimiento de Lot y sus hijas,   o temporal… mediante el proceso de congelar el embrión por tiempo requerible por la pareja,  justificado por razones científicas o sociales.

Sofía Vergara, por ejemplo, protagoniza actualmente el caso de la pareja que  optó por congelar  ESPERMATOZOIDE  y OVULO  ya  formados como embrión y  preservarlos  en una solución de Nitrógeno líquido a  180 grados bajo cero desde noviembre de 2013. Se  separaron Sofía y el aportante del esperma  de nombre Nick Loeb, dueños en conjunto, de los dos embriones.

El caso ha trascendido mundialmente y debe ser una oficina especializada de USA la que imparta  instrucciones para resolver qué hacer con  2 embriones congelados, en épocas en que la famosa barranquillera se veía de lo más feliz junto  con Nick en una aparente y firme convivencia de marido y mujer. Sofía se muestra con otra cara de felicidad al lado de su nueva “pareja” (Joe Maganiello), mientras que el  EX  declara que no admite la destrucción de esas vidas embrionarias.

Mientras el suspenso del caso de esta pareja se define, si bien Colombia carece de legislación para este tipo de litigios a pesar del contenido del articulo 42 de nuestra Constitución que hace mención de la asistencia científica para procrear, jueces del Estado colombiano se obligarán a responder de acuerdo con lo esbozado en la Encíclica  “Donum Vitae”  promulgada por el Vaticano en 1987 que admite que “la vida comienza desde la concepción sin importar que sea en Laboratorio”.

El documento del Vaticano menciona como “moralmente imposible” la idea de deshacerse de los embriones para los cuales invoca el respeto como seres vivos.  Nick Loeb, el EX de Sofía invocó ese respeto ante la idea de que el laboratorio accediera a deshacerse (por pedido de Sofía) de los  2  embriones dados a su custodia en USA. Corresponde a autoridades de USA  y nó de Colombia, definir este litigio.

La práctica de la fertilización “in vitro” para obtener embriones y conservarlos, se ha multiplicado en Colombia donde existen más de 20 establecimientos especializados en esto. Hay “Bancos de semen” adonde acuden mujeres que anhelan un hijo mediante la inseminación artificial y se les ofrece un “mosaico” de candidatos anónimos cuyo semen “está consignado en Nitrógeno” pero cuyas fotos están disponibles. La aspirante mira, analiza y escoge.  El proceso de preñez por 9 meses más el parto, la lactancia y todo lo que demanda el cuidado de un bebé, es el “Premio” que la contratista recibe a cambio de una inversión cuantiosa en todos estos costos. ¡ Se ganan un hijo ¡.

La visión puramente científica de estos procedimientos esta tomando fuerza en el Planeta tierra. Europa y América con USA a la cabeza,  ejercen un manejo incontrolado de esto. Se carece de legislación apropiada. Abundan por ello con concentraciones en millones de embriones, los “bancos” de este  ser humano celular, del cual El Vaticano ha promulgado la máxima atención al cuidado de su manejo, partiendo del principio de la vida que se debe respetar  aún en este estado embrionario.

Lot fue el surtidor de los Gametos, puesta en ejecución y rápidamente la solución “por el viejo método” que idearon sus hijas. Coito aplicado. Nada “in vitro”.   Y así,  Moabitas y Amonitas sobrevivieron y todos sus descendientes  sobre el planeta tierra. El hombre moderno  localizó en el conocimiento técnico-científico el método para otorgar o interrumpir la vida embrionaria. Los Católicos están “tarjeteados” por la advertencia del Vaticano, expuesta desde 1987: “la vida comienza desde la concepción sin importar que sea en Laboratorio” .

¿Es Católica Sofía Vergara?

Efrain Humberto Peñate Rodriguez, eprrodr@hotmail.com

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top