»
Inicio > Primeras... > Decisión de independizar a Cartagena

Decisión de independizar a Cartagena

Este 14 de junio, se cumplen 206 años cuando un grupo de ciudadanos comprometidos asumieron el reto colectivo de liberar a Cartagena de Indias y dirigirla por los caminos de la libertad y el progreso auténtico que deriva del bienestar compartido.

El 14 de junio de 1810, luego de varios meses que los ciudadanos hubiesen acordado con el Gobernador de la provincia de Cartagena, Capitán de Navío Francisco de Montes, una administración compartida, con el propósito de que se respetaran los intereses de los ciudadanos, que por mucho tiempo habían estado olvidados; en vista del incumplimiento a su palabra, el cabildo de Cartagena decidió destituirlo y expatriarlo.

Fue así como empezó un nuevo proceso para convertir a Cartagena en un estado independiente. Ese mismo día comenzó a redactarse el acta de independencia y la constitución política del futuro Estado de Cartagena de Indias.

El Gobernador fue deportado con destino a la Habana (Cuba) junto con sus más cercanos colaboradores, y acto seguido, el cabildo asume la administración de la ciudad desacatando la autoridad del Rey. Cartagena tenía en ese momento, cerca de 4.500 militares del Ejército y la Armada Española que también se rebelaba. El resto de los españoles criollos y toda la ciudad en general se adhiere a la causa y los acontecimientos de la independencia empiezan a desencadenarse.

¿Qué sucede?

• La Provincia de Cartagena crea su propia Armada con buques y oficiales que antes pertenecían a la Armada Española.
• Cartagena toma el control de su bahía y se abre al libre comercio.

En la práctica, ese día, el 14 de junio, es cuando empieza la independencia de Cartagena. Y un año más tarde, el 11 de noviembre de 1811, la ciudad declara ante el mundo solemnemente su decisión. Sencillamente ese día los cartageneros tomaron la decisión, cambiar el rumbo de la ciudad y emprendieron un camino por los intereses de todos.

Textos de: Liliana Urrego y el apoyo documental del investigador Gonzalo Zúñiga.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top