»
Inicio > Nuestro cine > Conversación con Carlos Tribiño

Conversación con Carlos Tribiño

En el cine todo empieza en el papel, la escritura de un guion, la gestación de la idea inicial, una anotación que es el borrador de una historia que empezó como un cortometraje y terminó siendo la película ganadora en la categoría de cine colombiano del 55 Festival Internacional de cine de Cartagena.

En ‘El silencio del río’, ópera prima de Carlos Tribiño, cuentan tanto los silencios como las palabras, lo que está fuera de plano tiene un increíble poder narrativo que supo mantener el montajista, Fernando Epstein, el mismo de films como ’25 Watts’ o ‘Whisky’. Epstein editó 71 minutos de los cuales Carlos se siente muy orgulloso.

La película se desarrolla en un lugar sin nombre, eso hace que se inscriba en cualquier parte del país, en cualquiera de los ríos cómplices de los desaparecidos que arrastran sus corrientes. Carlos cuenta que no se quedó en la proyección porque ya se la sabe de memoria de tanto verla y, que de alguna manera, su cabeza sigue trabajando en ella; le pregunto por el guion y cuenta que en el rodaje hubo cosas que se fueron añadiendo in situ porque aunque todo esté planeado, una vez de haber elegido localizaciones, actores, montar las grúas, Etc. es inevitable improvisar escenas, cambiar algo con lo que no se contaba, sobre todo cuando se rueda en exteriores, una de las cosas que me llamó la atención de todos los detalles que me contó, fue que en el rodaje no se le habló a los actores, que era una condición fundamental para el desarrollo de su trabajo, de alguna manera, el espectador lo intuye, o al menos lo nota en la incomodidad de unos diálogos parcos, contando además con que en la película apenas hay música, no se necesita, aunque tiene su propia banda sonora, yo le digo que a veces esa música se hace incómoda e inmediatamente me arrepiento de mi comentario, Carlos sonríe y me dice que tal vez lo digo porque mi medio natural es la literatura y no el cine.

Había quedado con Carlos para hacerle una entrevista, pasamos de la oficialidad a una charla animada entre amigos que se interrumpen, nos conocemos hace tiempo, de hecho, nos conocimos en este mismo festival de cine no muy lejos de la Torre del Reloj donde estamos sentados conversando. Incluso nos encontramos en Madrid cuando se fue a desarrollar el proyecto del guion gracias a una beca de desarrollo de proyecto, de la Fundación Carolina en 2010.

Además de ese reconocimiento, la película contó con el apoyo de otros premios como el de Escritura de Guión y de Producción de Largometraje por FDC-Colombia; Ayuda a Desarrollo de Proyecto del Fondo Ibermedia y el Región PACA; Selección Foro de Coproducción, FICCI-Cartagena del año 2012; y finalmente la Ayuda a Coproducción del Fondo Ibermedia. Todos esos apoyos fueron necesarios para que ‘El silencio del río’ se hiciera realidad, ya que el rodaje de una película empieza con mucha antelación, con el tiempo de la escritura y la estructuración, buscar localizaciones y sobre todo, buscar la evasiva financiación de las ideas.

El silencio del rio
El silencio del rio

– – – –

Carlos Tribiño estudió cine en Barcelona, se graduó en la Especialización en Dirección de Cinematografía en el Centre de Estudis Cinematografics de Cataluya, su trabajo anterior, ‘Lux Aeterna, ganó los premios Don Quichote de la FICC (Federación Internacional de Sociedades Fílmicas) en el marco del 54 Festival de Cine de Cracovia, y los de Mejor Dirección, Mejor Fotografía, y Mejor Dirección de Arte en el último Bogoshorts.

Claudia Jaramillo, @LaMiope

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top