»
Inicio > Armonía Ambiental > A mover la carga con GNV

A mover la carga con GNV

Cinco tractocamiones a gas natural comenzaron a operar en el país, gracias a la alianza entre OPL (líder en logística y transporte) y Surtigas (distribuidora de gas natural para Bolívar, Sucre, Córdoba, Antioquia y Magdalena) con el objetivo de ofrecer una opción de transporte de mercancía que contribuya con la reducción de emisiones contaminantes en Colombia.

El Gas Natural Vehicular (GNV) es hoy una gran alternativa técnica, económica y ambiental no sólo para sistemas de transporte masivo en Cartagena, Palmira, Medellín y en rutas intermunicipales sino en el segmento de transporte de carga.

El servicio de transporte de carga con la utilización de un combustible limpio inicia con cinco tractocamiones marca FAW y el respaldo de Arintia, representante de la marca en Colombia que ofrece toda la experiencia en postventa desarrollada por su aliado Sinomaq en Perú, país donde ya operan más de 100 vehículos de este tipo.

“Estos vehículos dedicados a gas natural tienen un peso bruto vehicular de 52 toneladas y comenzarán a recorrer más de 8.000 km al mes en las rutas Cartagena – Bogotá y Caloto – Bogotá, para transportar la mercancía de compañías generadoras de carga con gestión de sostenibilidad, comprometidas con la reducción del impacto ambiental de sus operaciones.

La flota será operada por Surtigas y OPL, empresa colombiana con amplia experiencia en la operación logística, y se abastecerá con gas natural en la red de más de 800 estaciones de servicio de GNV disponible en nuestro país”, expresó Jairo de Castro, Gerente General de Surtigas.

“El servicio de transporte limpio incluye la emisión de certificados ambientales que legitiman las reducciones alcanzadas por la sustitución de diesel con gas natural en el transporte de carga.  Se espera que esta flota de vehículos para la prestación del servicio verde crezca en función de su demanda, generando los incrementos en el consumo de gas natural al que le ha apostado Surtigas con la iniciativa”, afirmó Jairo de Castro, Gerente General de Surtigas.

Además de los beneficios ambientales que ofrece el transporte de carga con GNV, se deben resaltar los económicos, no solo frente al uso de diésel en la operación, sino en la adquisición del vehículo con la exención de IVA a la que se puede acceder, ubicando su valor en niveles incluso inferiores al de referencias tradicionales diesel.

En cuanto a eficiencias en su funcionamiento los dedicados a GNV permiten un mayor control en el inventario de combustibles (no es objeto de hurto) y menor ruido para mejorar el ambiente de trabajo de los conductores.

En Colombia son más de 700 los vehículos dedicados a gas natural, principalmente para el transporte masivo de pasajeros, pero poco a poco con la ampliación de la oferta de diferentes marcas en el país, la cifra comienza a crecer por cuenta de los vehículos de transporte de carga.

Fuente: Comunicaciones Surtigas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Top